Con la llegada de la Navidad, muchos hogares españoles son decorados con mil y una propuestas diferentes donde no pueden faltar ni el árbol de Navidad ni tampoco el portal Belén al que tanto estamos acostumbrados y acostumbradas desde nuestra infancia.

Las figuras que no pueden faltar en un Belén

En un Belén debe haber un gran número de personajes diferentes además de varias infraestructuras para conseguir que el aspecto sea muy especial. Por ejemplo, no hay que olvidarse de ponerle musgo, bien sea natural o artificial, lo que nos permitirá crear un entorno natural.

El papel de plata siempre ha sido un material muy utilizado para simular el agua del río, aunque si quieres una propuesta diferente, siempre se puede optar por la goma eva de color azul. El portal de Belén podemos hacerlo de mil y una formas, desde una caja de cartón hasta un monitor antiguo de ordenador vacío. En este caso la imaginación es nuestro mejor aliado.

En cuanto a personajes y animales, hay muchos que no pueden faltar, además de los conocidos como el niño Jesús, la Virgen María y José en el portal. También hay que poner dentro el buey y la mula. Como personajes principales no podemos olvidarnos de los tres Reyes Magos, quienes llevan los presentes al portal por la buena nueva.

Otros personajes que no pueden faltar son el ángel que avisó a los pastores de la llegada del niño Jesús. Este personaje se suele poner encima del Belén, por lo que hay que colgarlo o colocarlo de forma que no se caiga.

Para dar más vida al entorno, no hay que olvidarse de los pastorcillos y los rebaños de ovejas o cabras, así como cualquier otro animal de granja. Tampoco hay que olvidarse del peletero, otra figura de importancia que era quien trataba la piel para crear botas y ropa sobre todo. La lechera y los comerciantes son otras de las figuras que tampoco pueden faltar en un buen Belén.

También te puede interesar

Aceptamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, está aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies