La piel es un material de gran importancia en la fabricación de calzado de calidad, eso es algo que todo sabemos. Además, los beneficios del cuero para la fabricación de calzado es algo que se lleva teniendo muy en cuenta desde hace cientos de años gracias a las excepcionales características con las que cuenta este material.

Qué beneficios aporta el cuero en la fabricación del calzado

Es un material que dura más que el sintético si lo comparamos con otra clase de materiales que se utilizan hoy en día para la fabricación del calzado. Si un calzado se cuida correctamente, puede durar muchos años, dado que no se agrietan ni se rompen, eso sí, la piel hay que hidratarla para que al final no se cuartee.

El pie dentro de un zapato de cuero puede respirar, lo que hace que los pies transpiren menos, algo que sucede en los zapatos de materiales sintéticos, lo que hace que aumente la sudoración y puedan aparecer malos olores.

Con un calzado de cuero de calidad, el pie absorbe mejor la transpiración natural del cuero gracias a la porosidad de este material, haciendo que el pie se mantenga seco y protegido y evitando la proliferación de bacterias y hongos.

No hay que olvidarse que con unos zapatos de cuero se reduce la posibilidad de ser alérgico. Existen muchas personas que tienen alergia a los materiales sintéticos y en este caso, el cuero de calidad es una formidable medida para evitar estas alergias.

Para finalizar, el cuero es un material que tiene una flexibilidad muy notable, pudiendo adaptarse a la perfección a la morfología del pie, haciendo que el pie pueda sentirse mucho más cómodo dentro del zapato. De hecho, en ocasiones y cuando el calzado está “hecho” al pie, no nos daremos cuenta de que vamos calzados gracias a su estupendo ajuste.

Aceptamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, está aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies