Una buena empresa especializada en pieles como Timbrados Elda, solo ofrecerá productos de la máxima calidad a todos sus clientes, garantizando su producto 100% con piel genuina, algo que hay que tener muy en cuenta hoy en día a la hora de comprar esta clase de producto para diferentes fines.

Para crear calzado, complementos y accesorios de piel o incluso para tapizar un tresillo. Si hablamos de tapizados, piel y tresillos, en este artículo queremos explicaros la diferencia que hay entre piel y polipiel.

¿Qué diferencias hay entre la piel y la polipiel?

La piel original es inimitable y un rasgo que la hace característica e inconfundible es su olor, algo que no se puede conseguir con la polipiel.

Aunque en este sentido, la piel sintética ha cambiado mucho en los últimos años y se ha mejorado bastante, sigue estando muy por debajo de la piel genuina.

Otro aspecto que hace única y especial a la piel es que tiene una gran dureza, pero a la vez es flexible y resistente al uso, aunque hay que proporcionarle un buen cuidado para que dure mucho más tiempo.

Si nos fijamos en la polipiel, hay que reconocer que algunos fabricantes han conseguido un aspecto que se parece bastante, e incluso incorporan diferentes fragancias que intentan imitar el olor de la piel natural, lo que hace que muchas personas se confundan y caigan en el error de adquirir esta clase de producto pensando que están comprando piel.

La polipiel no tiene la misma dureza que la piel natural, tampoco tiene tanta resistencia a la penetración de una aguja, por ejemplo y se desgasta mucho más rápido que la piel genuina. Se trata de un producto plástico que puede llegar a tener un buen aspecto, pero nunca podrá igualar a la piel natural, independientemente de su tratamiento, tintes, olores, etc.

También te puede interesar

Aceptamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, está aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies