A la hora de elegir unos zapatos debemos considerar que éstos se adapten bien a nuestro pie, que no nos aprieten, que no nos provoquen heridas y que nos permitan realizar una pisada cómoda. Para conseguir encontrar unos zapatos de estas características si apostamos por la calidad y escogemos zapatos de piel, es muy posible que aciertes rápidamente y selecciones el zapato más adecuado para ti sin mucho esfuerzo.

Es posible que nunca te hayas preguntado qué proceso de la piel se sigue para la elaboración del zapato y por ello a veces no valores bien todo el trabajo de calidad que hay detrás para conseguir una pieza perfecta para tu pie.

El proceso de la piel para la elaboración del zapato

  • Paso 1: Lo primero que se hace es analizara el cuero que se recibe de los mataderos y aquellos que se van a utilizar de forma inminente se les sala para mejorar la conservación.
  • Paso 2: El cuero pasa por una máquina descarnadora que elimina resto de grasa y de carne que quede en la piel del animal.
  • Paso 3: A continuación, pasamos al proceso de lavado de la piel que consiste en dejarla a remojo y lavar bien la piel para que se elimine todo el pelo del animal, además en este proceso también se hincha la piel lo que provoca que pueda estar en perfectas condiciones para su posterior tratado con productos químicos. Este paso dura aproximadamente 24 horas.
  • Paso 4: Este penúltimo paso es el más importante, en él lo que se hace es curtir la piel. Para ello se estira la piel sobre unos marcos que después se sumergen en grandes cubas de tanino o de sales, según se realice un proceso vegetal o mineral.
  • Paso 5: El último paso consiste en tratar la piel con colorantes y protectores que convierten a la piel en un producto más resistente.

También te puede interesar

Aceptamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, está aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies