En Timbrados Elda sabemos que es importante saber ante que tipo de cuero estamos según el acabado que éste tenga, te preguntarás cuál es el motivo. Es importante especialmente en aquellos casos en los que vamos a someter la piel a algún tipo de tratado, ya que no todo el cuero soporta el mismo tratamiento.

Tipos de cuero

  • Piel anilina: Al principio de los tiempos los colorantes que se empleaban en este tipo de cuero se sintetizaban con anilina, no obstante, en la actualizad ya no se emplea debido a que provocaba problemas de salud, algo que, insistimos, hoy en día no ocurre. Este tipo de piel es la piel más natural que podemos encontrar en el mercado ya que tan sólo se curte y no se añade ninguna capa adicional sobre su superficie. Es una piel que se caracteriza por ser muy suave al tacto y porque se pueden apreciar perfectamente las marcas en la piel del animal. Requiere muchos cuidados ya que es bastante delicada y hay que nutrirla bien.
  • Piel semi-anilina: Este tipo de piel tiene un tratamiento sintético posterior al curtido ya que se aplican protectores con una fina capa sobre la superficie de la piel, lo que la hacen que se tapen en cierta medida las características más naturales de la piel que se podían apreciar con la piel anilina. Como ventaja obtenemos una piel más sencilla de cuidar, ya que no es tan delicada, gana en resistencia. Al tacto no es tan suave como la piel anilina y se aprecia que es una tela con una textura muy lisa.
  • Piel pigmentada: Es la piel más tratada, recibe tratamientos protectores y se suele colorear con lo cual la textura y la apariencia no tiene nada que ver con la piel anilina que describimos antes. Son piezas de cuero muy resistentes y se pueden tratar mucho más fácilmente que otro tipo de piel.

También te puede interesar

Aceptamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, está aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies